Volumen y más volumen. Los guitarristas de jazz necesitaban hacer oir sus guitarras. Las trompetas y los saxos les robaban protagonismo mientras las baterias silenciaban sus cuerdas. 



 


Parece pero no lo es. Dominar el arte del pincel puede hacer que un cuadro valga más que mil palabras.





 

 
 
  

 




 
COMUNIDAD EaD / MUNDO CHIC / BUENA VIDA / CABLES Y ONDAS / CULTURIZARTE / ABRACADABRA / RSS
© Factoría Ievo, S.L. - Todos los derechos reservados / CONTACTO / PUBLICIDAD / AVISO LEGAL