El pirata, el bandido, el hijo adoptivo de Nueva Orleans. Siempre rodeado de rosas, una pose provocativa y un estilo propio, irrepetible. 





Nos quedamos en España para subirnos a una máquina del tiempo imaginaria que nos lleva directos a los movidos años 80. 




EaD cambia la butaca del cine por el largo y cómodo asiento de un hermoso cadillac descapotable del 56.
 

 
 


 


 
 
 



 
 
 
COMUNIDAD EaD / MUNDO CHIC / BUENA VIDA / CABLES Y ONDAS / CULTURIZARTE / ABRACADABRA / RSS
© Factoría Ievo, S.L. - Todos los derechos reservados / CONTACTO / PUBLICIDAD / AVISO LEGAL